Leer es un trabajo.

Nos encontramos en la página de Minutouno con este extracto del prólogo del libro “Ver para Leer” de Juan Sasturain, y me gustaría compartirlo con ustedes si me lo permiten, y transcribo textual:

Leer es en cierta medida un laburo. Hay que ponerse. Dejar de hacer otras cosas (todas, en general) y leer, prestar atención a un texto, una voz escrita que nos habla a todos y a cada uno que abre el libro.Es curioso cómo se dice: la atención se presta. Uno no la regala ni la vende sino la presta. Y para prestar hay que tener confianza, algo que se gana, como pasa con los amigos. Y lo de los amigos sirve como modelo, porque si bien leer es un laburo, como lo son la amistad y el amor, sin ir más lejos, también es -sobre todo- un placer, un gustazo que nos damos. Es así, exactamente. Por eso, aunque hoy se habla mucho de la necesidad de leer, de la utilidad de leer, a mí me parece mejor plantearlo de otra manera: uno (yo, usted/vos, cualquiera) lee o escribe porque le gusta. Así que de tomarle el gusto a la lectura se trata.”

Juan Sasturain inició el pasado domingo la segunda temporada de su ciclo, homónimo al libro, que conduce por canal 11 (TELEFE).

Nuestras más sinceras felicitaciones para el ciclo, es dificil encontrarse con programas de este tipo en la televisión abierta. 

 

Anuncios

3 comentarios

  1. Leer no es un trabajo, es un vicio 🙂

    La verdad es que esas campañas sobre la utilidad de la lectura no sirven de nada. El único anzuelo posible es un libro. Regálale a un crío el libro que sea capaz de hipnotizarle, y tendrás un lector para toda vida… así de simple y así de difícil.

    Ese es el trabajo, escribir bien para que a la gente le apetezca leer.

  2. Concuerdo contigo Ana, pero además de un buen libro, a un niño hay que darle el ejemplo e interesarlo en la lectura.
    En Argentina suceden cosas algo raras… tenemos una feria del libro con éxito abrumador, pero según una encuesta realizada en el propio evento, más del 67% no ha leído un libro en el último año.

    Gracias Ana por tu aporte.

  3. Me parece que en España tenemos los mismos fenómenos paranormales…

    Lo del ejemplo es clave, por supuesto. Los niños tienden a imitar lo que hacemos los adultos. Y además es una cuestión de coherencia: no se le puede exigir a los demás que hagan lo que uno no está dispuesto a hacer. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: