Lectura obligatoria: Miento porque soy vivo.

Leyendo una vez más el blog de Martín Varsavsky, encontré una nota escrita por él, con la colaboración de María Frick,  que va a ser publicada en la revista Noticias, en la sección de “Clases Magistrales”.

Se trata de “Miento porque soy Vivo: Reflexión sobre una mala costumbre argentina“. Realmente es una nota para leer completa, y cualquier resumen u observación que les haga quitaría gran parte del aporte de cada una de sus palabras. Tan solo como una invitación a leerla, transcribiré un par de frases del cierre que van a abrir más nuestra mirada sobre nostros mismos. No dejen de leerla!.

” En tanto promueve la deshonestidad, la “viveza criolla” ha dejado de ser una costumbre ocasional argentina para convertirse en un grave defecto moral y cultural que ha corroído nuestros parámetros éticos y ha instalado una tragedia en nuestra sociedad. Mentimos porque nos creemos vivos y no nos damos cuenta de nuestra torpeza. Es así que estamos atrapados en un callejón sin salida: queremos un gobierno democrático, pero no estamos dispuestos a comportamos como demócratas para alcanzar sus beneficios. Queremos ser un país rico, pero no respetamos la legalidad que esto requiere. Demandamos estabilidad institucional y transparencia política, pero no somos capaces de asumir individualmente estos valores. Queremos ser Martín Fierro pero nos comportamos como el viejo Vizcacha. En esa indecisión, la mentira sigue rondando y devastando nuestra riqueza y nuestras posibilidades de un futuro digno. Mientras sigamos festejando el gol de Maradona, continuaremos acusando de naïves y perdedores a quienes eligen el camino de la honestidad. Mientras sigamos estafando con mentiras, continuaremos alimentando la desmoralización de quienes quieren hacer las cosas con decencia y están dispuestos a esforzarse para lograr el progreso de sus familias y del país.

Estamos sufriendo las consecuencias de nuestras propias mentiras y las de nuestro autoengaño. Es cierto, Argentina vale oro, pero está cubierta de barro. Para que brille, para mostrarla al mundo y ser “más”, debemos arremangarnos todos y limpiar este enchastre que hemos hecho juntos. Es hora de que dejemos de acusarnos mutuamente, de buscar víctimas o espectadores de nuestras acciones. Debemos comenzar a pensar en plural y a hacernos responsables de nuestro propio desarrollo.

Ojalá las nuevas elecciones reflejen la voluntad de cambio y elijamos no a una persona a quien podamos luego culpar de nuestras desgracias sino a nosotros mismos como hacedores y beneficiarios de un nuevo proyecto de gobierno y democracia.”

“…. acuerdo a un estudio realizado en 2005 por TNS-Gallup para La Nación, los argentinos opinamos que somos individualistas (72%), no respetamos la ley (77%) y que valoramos los caminos fáciles (73%). Y, según los datos de la Encuesta de Cultura Constitucional, encargada por la Asociación Argentina de Derecho Constitucional (AADC) e IDEA Internacional, el 41% de los argentinos piensa que hay momentos en que es necesario desobedecer la ley, el 38% sostiene que si cree que tiene razón está dispuesto a ir en contra de lo que manda la ley y el 23% que no está dispuesto a obedecer una decisión que no le gusta aunque esta haya sido adoptada por la mayoría….”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: